17.6.08

LA MARSSONINA MERMA LOS CHOPOS DE CASTILLA Y LEÓN


Las intensas lluvias primaverales han alimentado la aparición de algunas enfermedades forestales como la Marssonina, que está afectando gravemente a los chopos y álamos de Castilla y León, sobre todo en la provincia de Burgos.
La enfermedad comienza siempre por las ramas bajas y se va extendiendo hacia zonas altas de los árboles. Las hojas, que caen precozmente en gran número, presentan claros síntomas que permiten diagnosticar la enfermedad. Sobre el limbo aparecen pequeñas manchas marrones redondeadas, generalmente de un diámetro inferior al milímetro. La parte central de estas manchas queda más clara y corresponde con la cara inferior. Estas manchas, en primer lugar dispersas, pueden aumentar en gran número y formar manchas de dimensiones mayores, a los contornos irregulares, bien visibles, en particular, sobre la cara superior. Los tejidos circundantes se descoloran, amarillean y broncean progresivamente. Por lo tanto una parte o la totalidad del limbo toma una coloración característica marrón bronceado.


DEBILITAMIENTO

La enfermedad provoca un debilitamiento del árbol, lo que le hace más susceptible al ataque de otras plagas y enfermedades como Dothichiza populea.

No hay comentarios: