13.8.08

SÓLO UNO DE CADA MIL RESPONSABLES DE INCENDIOS FORESTALES ACABA EN LOS TRIBUNALES


Sólo uno de cada mil responsables de incendios en España acaba siendo juzgado, según denunció hoy Greenpeace durante la presentación del informe 'Incendios forestales ¿el fin de la impunidad?', que recuerda que en España se producen una media de 20.000 incendios y se quema una superficie de 140.000 hectáreas cada año.

Así, el responsable de Bosques de Greenpeace, Miguel Ángel Soto, manifestó que "hay significativos avances en la persecución del delito de incendio forestal que invita a pensar que estamos ante el comienzo del fin de la impunidad con la que actuaban los incendiarios".

La organización ecologista señala que no se conoce el número exacto de sentencias por delito de incendio forestal en España, aunque tras haber buscado en diversas fuentes, ha identificado un total de 257 sentencias por este motivo. Galicia es la comunidad con mayor número de actuaciones judiciales y de condenas seguida por Castilla y León, Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Navarra, La Rioja, País Vasco y Madrid son las regiones con menor número de sentencias.

Sin embargo, Greenpeace señala que sólo el 5,49 por ciento de la superficie quemada durante los últimos diez años ha tenido como consecuencia una sentencia condenatoria, mientras que sólo se ha juzgado a los responsables del 3,5 por ciento de los grandes incendios forestales (mayores de 500 hectáreas) producidos entre 1996 y 2005, y que suponen el 40 por ciento de las superficie quemada. El año pasado, por ejemplo, se originaron 11 grandes incendios forestales, pero sólo fueron imputados a cuatro personas.

Ante estas cifras, la organización apela a la colaboración ciudadana para identificar y enjuiciar a los incendiarios y solicita que se ponga a disposición de los fiscales medios suficientes con peritos especializados, que se refuerce el papel de las fiscalías de Medio Ambiente en tareas preventivas y que se realice un seguimiento de los procesos abiertos.

En este sentido, Soto apuntó que "no hay que acostumbrarse a que se desconozca el origen del 40 por ciento de los incendios que se producen, o que sólo se juzgue a uno de cada mil incendiarios". "En especial, el castigo a los responsables de los grandes incendios forestales debe ser ejemplarizante para evitar que estos se produzcan", reiteró.

EL INCENDIARIO SUELE SER HOMBRE Y MAYOR DE 60 AÑOS

Por otra parte, el informe señala que los responsables de los incendios son mayoritariamente varones españoles, con un porcentaje pequeño de mujeres (menos del 10% de las condenas), aunque se dan casos de responsabilidad compartida en pareja.

Además, se aprecia que el perfil da especial relevancia a las personas mayores de 60 años, entre quiénes, según Greenpeace, "el uso cultural del fuego está más arraigado". El estudio recoge que el 30 por ciento de los detenidos en Galicia en el verano de 2006 eran mayores de 60 años, mientras que casi el 20 por ciento de los condenados superaba esa edad.

Asimismo, indica que la mayoría de los imputados suelen actuar en las proximidades de su lugar de residencia, y entre un 80 y 90 por ciento actúan solos. El número de detenidos con antecedentes penales ronda el 20 por ciento, aunque la cifra disminuye en el caso de los condenados.

Finalmente, las causas de los incendios son, entre otras, actos imprudentes, intereses económicos, mantenimiento inadecuado de tendidos eléctricos, quema de rastrojos y pasos, y la acción de pirómanos y otros trastornos psicológicos.

No hay comentarios: