16.12.10

DEBATE EN LA VENTANA FORESTAL. LA DENOMINACIÓN DEL COLECTIVO DE AGENTES FORESTALES

El pasado fin de semana, los Agentes Forestales integrados en su asociación nacional, y reunidos en su Asamblea anual, elegieron por rigurosa votación un tema candente en el que llevaban varios años trabajando y debatiendo: la denominación con la que el colectivo de Forestales quiere que se le identifique.

Por segunda ocasión, pude asistir, como invitado, a los pormenores que, durante la jornada del sábado, se "cocieron" en esta asamblea. Tuve el privilegio de asistir a una votación que puede resultar histórica y determinante para el futuro del colectivo de forestales españoles.
Entre las opciones que se manejaron figuran: Policía Ambiental, Agente Forestal, Agente Medioambiental, entre otras.
Por una abrumadora mayoría salió elegida la opción "Policía Ambiental". A partir de ahora la asociación trabajará en esa línea y tratará que su escudo figure en los uniformes de todas las comunidades autónomas, amén de que éstas continúen con sus actuales denominaciones.
Los forestales van dejando atrás la rémora de Guarda, se ha asentado en el de Agente y ahora quiere dar un paso más hacia Policía Medioambiental. ¿Es esta opción la más adecuada para el colectivo?. El debate está abierto. Espero vuestras aportaciones.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo creo que lo bonito de la profesión de los forestales es el seguimiento de especies vulnerables, vigilancia de nidos, etc. Y deben seguir manteniendose fieles a esa filosofía en lugar de adquirir una tendencia más policial.

Saludos. Pedro Hernando.

mikelgar dijo...

Hola gentes.
Lo único que se debate es su denominación?
En qué afectaría al gremio? Sólo en eso?
Qué buscan? Más respeto?
Perdón, es que estoy un poco perdido.

Si ese nombre les va a hacer más fácil y eficaz su trabajo, pues venga!

Anónimo dijo...

Hoy en día la profesión de Agente Forestal o Medioambiental es compleja en lo técnico y lo personal. Desde otros espacios vienen arrinconándonos y está claro que si evolucionamos otros ocuparán nuestro lugar. Por otro lado es necesario dar una respuesta civil a las acciones delictivas que se ocasionan al medio ambiente y sólo recordar que SEPRONA es una acción militar en tiempos de paz. Estuve en la asamblea y defendí estas opciones y me alegro de que la votación fuera tan mayoritaria. Ahora toca seguir trabajando con un horizonte más claro si cabe. VACC

Anónimo dijo...

Estoy totalmente contigo VACC. La profesión de Forestal está siendo arrinconada por los políticos, a los que, los Forestales, les supone un estorbo.

César Casanova

Anónimo dijo...

Señor Hernando, no quede anclado en el pasado, hay que mirar al futuro.

Saludos.
Emilio Estévez.

RosM dijo...

Creo que la denominación de Policia Ambiental posiciona al colectivo en un campo punitivo que lo aleja de la totalidad de los trabajos que realiza. La palabra "Policia" tiene, por desgracia, una conotacion negativa de "seguimiento y castigo" que puede hacer que la gente tome una actitud defensiva y reacia frente a ellos. Y lo digo con conocimiento de causa ya que soy hija de un "Policia Municipal" desde hace 25 años. De todas formas, si es lo que se ha decidido en asamblea despues de muchas argumentaciones confío en que no sea una decisión incorrecta.

JBU dijo...

Yo votaría por la denominación: Agente forestal
Creo que hace justicia a la profesión (agente: vigilancia y sanción - forestal: relativo al medio)
En fin, feliz navidad y prospero 2011, un cordial saludo desde Aragón
Cochesdeocasion tienes razón, ahora hay más medios y personal, más presupuesto y mejor formación. Algo falla en la educación de las personas, o quizás habría que sancionar de forma más contundente y más escarmiento.
Un cordial saludo y feliz año nuevo 2011

calceolusycentaureas.blogspot.com

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con la denominación de “ Policía Ambiental”, delimita y mucho lo que siempre considere mi trabajo. La defensa del medio ambiente. Considero que defenderlo no solo consiste en sancionar, sino en evitar, educar, e impedir las muchas atrocidades que se cometen a diario en nuestros campos y montes. En nuestro trabajo diario evitamos muchas infracciones solamente con nuestro conocimiento del terreno y de sus gentes, en forma de charlas, reuniones, en fin, en comunicarnos con los usuarios evitando muchos echos delictivos. Menos actividad policial (ya tenemos cuerpos que se dedican a ello) y más comunicación y conocimiento de nuestro patrimonio natural, cultural y social.